4 jun. 2013

Tripp Trapp

Cuando Sofie empezó a comer purés y fue capaz de estar sentada por sí misma compramos la trona Tripp trapp de Stokke. Nos gustó porque la vimos robusta y segura y además permite a la niña estar sentada correctamente (educación postural) y comer en nuestra mesa. No tiene bandeja porque se integra completamente en la mesa con los adultos y a ella le gusta estar en medio de todos los fregaos. 



Al igual que otros productos Stokke es una silla evolutiva. Es muy cómoda y no es un trasto apartado en un rincón. La tenemos como una silla más en la mesa. 


Hay muchos colores y telas para diseñar la que mejor se adapta a vuestros gustos o a la estética del comedor o de la cocina. 
Aunque he de reconocer que sigo cayendo en la tentación de vez en cuando de darla de comer sentada encima mío. No es como darle el pecho pero tiene todo su encanto.

¿Qué otras tronas conocéis? Para mí la mejor es...  ¡¡el regazo de mi madre!!