17 jun. 2014

Operación pañal

Con la llegada del verano, hemos decidido empezar a saco con la operación pañal antes de que nazca Julie. No es plan de que se le junte el orinal con la llegada de su hermanita. Anteriormente Sofie ya había hecho sus pinitos ocasionales más fruto de la casualidad más que otra cosa. Llevamos casi una semana y está siendo bastante exitosa. Y ella encantada con sus nuevas braguitas y, si es necesario, pasearse con el culo al aire. Claro está que ha habido algún despiste y hay que tener a mano la fregona pero lo importante es que está progresando adecuadamente.

Los factores que nos han animado a dar este paso gigante hacia su independencia han sido: pañal seco durante el día (unas dos horas mínimo) y también durante la noche, avisos cuando se había hecho caca, interés por el orinal y juegos con las muñecas pasando todos por él, subida y bajada de escaleras con dominio, petición directa "no quiero pañal"... En definitiva, cuando ella ha estado preparada tanto fisiológicamente como por madurez.





El kit para conseguirlo: orinal y/o reductor de baño, braguitas, protector de colchón, fregona y dosis de paciencia y optimismo. También tenemos a mano libros infantiles que tratan el tema como El libro de los culitos o ¿Puedo mirar tu pañal?

La operación pañal puede resultar un poco costosa. Partiendo del hecho de que llevar pañal es un invento de una parte del mundo y que la sociedad "impone" la retirada del pañal a una edad para el inicio del cole, lo de menos es tener que andar con la fregona y con mudas de un lado para otro.Hay que tener paciencia y felicitar por sus logros y avances.Os dejo un enlace muy interesante pinchando aquí.


¿Todavía no nos sigues?
Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Suscríbete