Köln

Vivimos en Colonia desde el año 2012. Es una ciudad cómoda, práctica, con mucho movimiento, bicicletas por doquier y algún rincón de cuento. La vista de la catedral impresiona porque está en medio de edificios modernos. La guerra asoló la ciudad y la reconstrucción se hizo rápido y con poca gracia por lo que hay pocas calles enteras con casas realmente bonitas.


Si vienes de visita, además de entrar en el Dom (terminado en 1880), cruzar el Hohenzollernbrücke lleno de candados de parejas, asomarte al Römisch-Germanisches Museum para ver los mosaicos y endulzarte en el museo del chocolate, te animo a que recorras la zona del Altstadt. Podrás ver el Rathaus, la iglesia de St Martin, las excavaciones de la antigua judería, la orilla del Rhein, casas tradicionales e incluso algún resto de la antigua muralla romana.

También puedes hacer la ruta de las compras por la Hohe St, la Schildergasse, Ehrenstrasse o Mittelstrasse pero si hace buen día un estupendo plan es pasear por el Grüngürtel, tomar algo relajadamente en el Aachener Weiher o visitar el Tierpark y ver a los animales con entrada gratuita. Si vas con niños se lo pasan pipa y después podéis ir a un Eltern Café como Tante Astrid o Baumhaus

Para comer a nosotros nos gustan el Braustelle (comida alemana y cerveza casera), el sushi ninja (asiático), la Piazzetta (italiano), la Fette Kuh o el Hans im glück (hamburguesas) , el Oma Kleinmanni con sus filietes empanados, el Habibi (falafel) pero para gustos los colores. Para tomar algo me quedo con el Papa Joe´s o el Barinton por tener música en directo. La zona de Ehrenfeld es muy animada para salir aunque por lla zona de Zülpicher y Friesenplatz hay bares y Biergarten de todos los tipos.

Tiene muy buenas comunicaciones. Se pueden hacer excursiones a Düsseldorf, Aachen, Bonn, Bad Münstereifel o Brühl para pasar el día o ya visitar otras ciudades alemanas y europeas como Ámsterdam, Bruselas, Amberes o París.

Un momento mágico para visitar la ciudad es en Navidad cuando los mercados navideños iluminan las noches de invierno.

Los comienzos son difíciles y cuando vienes con un bebé y poco nivel de alemán todavía más pero esa fase, por suerte, se supera. Hay una comunidad de españoles bastante grande y gracias al grupo de Facebook "Españoles en Colonia" y al Centro cultural Antonio Machado nos ayudamos en lo que podemos.

Si vienes de visita o para quedarte, no dudes en contactar conmigo